Noticias y Novedades

Barrio Sur, uno de los más antiguos de la ciudad, sin más obstrucciones en red de agua

El primer paquete de obras, 10 de 44, aprobados por el ENOHSA se centró en una barriada de San Miguel de Tucumán que viene con obstrucciones reiteradas en las cañerías de distribución de agua y se ubica en la zona sur de la ciudad.

En la etapa inicial, Crisóstomo Álvarez, San Lorenzo y Las Piedras, entre avenida Sáenz Peña y avenida Alem son las tres calles que van a mejorar de manera sustancial el servicio de agua. Los caños de estas arterias son de hierro fundido que por su antigüedad, producen una obstrucción, técnicamente llamada incrustación, reduciendo el diámetro de las mismas de 100 mm a 25.

Estas cañerías de entre 150 y 200 años, fueron puestas por Obras Sanitarias  de la Nación cuando se inauguró el servicio en la provincia.

El material que se usaba ha quedado obsoleto en cuanto a las condiciones del tiempo y durabilidad. Las que se dispondrán y los que vamos a usar ahora tienen mejor asepsia, es decir, son más fáciles de mantenerlos limpios y desinfectados que los abestos de cemento.
El servicio sanitario fue el primero instalado en la ciudad, lo que significa que hoy por hoy somos los que estamos más abajo; si por el proyecto mantiene el diseño, la obra debiera hacerse por calzada.

En esas tres obras se concentra la atención del barrio sur de San Miguel de Tucumán y el plazo de obra es de 120 días, por cada una.

Esta es una primera etapa, en la segunda y completar la centro sur están previstas renovación de red de agua en las calle Bolívar y Rondeau.

Noticias Anteriores