Noticias y Novedades

Evitar desbordes de cloaca es sinónimo de cuidar el sistema

Juana vive en Villa Alem y hace unas semanas se contactó a través de nuestro sistema de WhatsApp para pedirnos la presencia de una cuadrilla ya que tenía inconvenientes en su sistema de desagüe.

Tal cual es el protocolo de la empresa cuando llegan estos mensajes, una cuadrilla se dirige al lugar a verificar e inspeccionar cuál es la situación. El diagnóstico fue que el colector de la calle estaba obstruido con elementos que no corresponden estén dentro de las cañerías que transportan los efluentes (ropa interior, profilácticos, plásticos, entre otros). Además de resto de grasa que hacía a la vez de tapón entre su descarga y el caño troncal.

Juana es terapista ocupacional y más allá que estamos en cuarentena flexibilizada, aún no volvió al ciento por ciento de manera presencial a su trabajo. Esto quiere decir que algunos días va a los centros de rehabilitación y otros días, hace home office algo que complica sus horarios porque debe estar atenta a sus pacientes y a sus hijos tanto en sus tareas escolares como en la alimentación y demás quehaceres.

Para ella, como para otros clientes de Sociedad Aguas del Tucumán, la acción casi inmediata de la cuadrilla le fue útil porque no tuvo desbordes internos, pero sobre todo para recordarse qué es lo que debe evitar arrojar a la cloaca. “La verdad, que los clientes también estamos muy vinculados al mantenimiento del servicio. Si colaboramos con lo que se debe hacer no sufriremos de esos inconvenientes, y solo depende de nosotros, de que no tiremos ni cigarros, ni papeles, ni pañales”, ejemplificó.

Noticias Anteriores