Noticias y Novedades

“Todo el mundo se queja y jamás saben reconocer cuando las gestiones se hacen de forma correcta y rápida”

Luciano Fernández Sigona, tucumano y vecino de San Miguel de Tucumán se puso en contacto con Sociedad Aguas del Tucumán. Buscó a la empresa por diversos medios: teléfono, mensajes de texto, redes sociales para dejar su mensaje. Fue el mismo en cada comunicación y que sintetizó en una palabra: gracias.

La cuadrilla de SAT trabajaba en Av. Colón y Las Piedras cuando comenzó a llamar. “Sirvió para algo”, se refería al pago de sus servicios de agua y saneamiento. Luciano ya había usado las redes para contactarse con la intención de solicitar el arreglo, justamente de ese colector cloacal. 

“No todo está perdido. Ya están trabajando los muchachos de la SAT. Quiero agradecer a quien haya gestionado este tema. Excelente gestión la de ustedes”, escribió por mensaje privado en Facebook.

“Todo el mundo se queja y jamás saben reconocer cuando las gestiones se hacen de forma correcta y rápida”, aseveró.

El gerente general de la empresa, Augusto Guraiib, consultado al respecto, sostuvo que la planificación de obras de agua y saneamiento está hecha desde junio para lo que es la segunda mitad del año, en alusión a los trabajos que encara la empresa por administración y que se suman a los que la SAT denominó "Renovación Histórica", financiadas por el ENOHSA y que están vinculadas a la renovación de troncales de agua y cloaca en diversas zonas de San Miguel de Tucumán.

A su vez expuso que los trabajos propios de la empresa deben enfrentarse al contexto que se vive en la provincia, el país y el mundo. Que la intención es hacer pero la inmediatez está supeditada a la situación sanitaria. "Nuestros usuarios no deben darnos las gracias por un servicio que debemos brindar. Solo sepan que, desde mi gestión, estamos abocados a dar todas las soluciones para contar con prestaciones de calidad", destacó.

“Jamás pensé que iban a responder”, dijo Luciano mientras alegó su grata sorpresa no tan solo por la acción sino por la diligencia.

 “Constantemente veo quejas ante SAT pero jamás vi a ninguno de esos que se quejan hacer lo contrario cuando el problema se resuelve. Hoy tienen un usuario feliz que con gusto decide pagar la factura por que ve que su dinero sirvió para algo. Soy actualmente usuario de muchas propiedades las cuales obviamente están al día en el pago  (lo aclaro porque sería un descarado si hiciera un reclamo siendo terrible deudor)”, expresó Luciano.

“Hasta antes de tener hijos no veía muchas de estas cosas por qué podía pegar un salto en cualquier esquina. Ahora, al llevar un coche con una criatura o ver gente discapacitada empecé a entender que depende mucho de todos nosotros construir un mundo mejor,  con pequeñas o grandes acciones vamos a ir cambiando”, concluyó.

Noticias Anteriores