Noticias y Novedades

El peligro de NO reconocer las señales

Las obras que ejecuta Sociedad Aguas del Tucumán comienzan y concluyen con la señalética correspondiente. Cuando las máquinas y obreros se retiran del lugar de trabajo, depende de la magnitud del mismo las señales que quedan para indicar si el lugar está habilitado al tránsito. (Imagen: Gentileza de Ámerica Tucumán)

Hay que destacar que en obras de gran longitud, el fraguado del material con el que se cierra la zanja es un paso previo para la repavimentación. Si las señales no se respetan y reconocen, los siniestros son inevitables.

Las zanjas que hace la empresa en calzadas o veredas tienen un distintivo, un cartel o malla de prevención, esas de plástico agujereadas, a lo ancho de la apertura. 

Son estas señales las que no deben ser removidas de su ubicación de origen, puesto que si se realiza, cualesquiera sean los motivos, el peligro es inminente.

Asimismo, los trabajos encarados por la empresa siempre tienen lo que se denomina plazo de obra. Por ejemplo en el caso de una obra de cambio de colector en la calle Marcos Paz al 700, el plazo es de 30 días. Su cumplimiento dependerá  de las condiciones climáticas, favor determinante.

Noticias Anteriores