Noticias y Novedades

¿Sabías que una hoja de papel necesita 10 litros de agua para su fabricación?

Es lo que comúnmente se conoce como “Huella Hídrica”.

Todos, de alguna y otra manera, estamos acostumbrados a utilizar papel. En sus diversas formas son parte de nuestra vida diaria. La digitalización nos ha llevado a interrelacionarnos con la tecnología y que lo que antes se imprimía ahora quede en las computadoras como respaldo.

Cuando, en este siglo, la vista se posó en el cuidado del medio ambiente empezamos a considerar que parte del proceso para llegar al papel implica el uso del agua. 10 litros de agua nos dan 1 hoja. ¿Saquemos cuentas?

Entonces, si multiplicamos 10 litros por cada 100 hojas, que trae, por ejemplo, un cuaderno, usamos 1000 litros de agua. Las ramas de  hojas A4, que contienen 500 hojas hablamos de 5000 litros.

La industria del papel depende de tres etapas cruciales: el agua de lluvia es esencial para que los árboles cultivados crezcan y, mediante la fotosíntesis, transformen el dióxido de carbono en oxígeno y celulosa. Esta última es la materia prima para la fabricación del papel. También se necesita agua para la extracción de la celulosa de los árboles cultivados, así como en el proceso de fabricación del papel.

Cuando hablamos de lo que se utiliza, tenemos que tener en cuenta toda la cadena de suministro, ya que una hoja de papel A4 puede utilizar entre 2 y 13 litros de agua para producir. Pero el 60% de esto es agua para bosques y otras materias primas naturales, el 39% es agua de efluentes y solo 1% se recolecta directamente para la producción de papel.

Si nos concentramos en que el agua es un recurso no renovable, en pos de cuidar el planeta, se convierte en una obligación cuidar el agua.

Desde Sociedad Aguas del Tucumán trazamos una planificación estratégica para bajar los tiempos en reparación de fugas de agua, por ejemplo.

En ese sentido, la empresa inició el proceso de digitalización en su facturación. 

En aguasdeltucuman.com.ar, en el margen superior derecho se encuentra MI CUENTA. Allí podés gestionar el pago de tu factura, una vez que te registras. Sí no la imprimís, lo que sería ideal, que la pagués en línea.

Si nos acostumbramos a no manejar papel, por lo menos en el caso de Sociedad Aguas del Tucumán, nos aseguramos de cuidar el recurso.

Noticias Anteriores