Noticias y Novedades

¿Cómo capta la SAT el agua que potabiliza?

El agua potable que llega tu casa, en San Miguel de Tucumán y algunas otras zonas, proviene del dique El Cadillal.

Antes que salga por tus canillas debe ser sometida a un proceso específico y minucioso para, justamente, se vuelva potable. Esa acción se desarrolla en la planta que la empresa tiene en la zona de El Cadillal.

El dique ‘Celestino Gelsi’ fue inaugurado en 1977, diseñado y construido a partir de un esquema tradicional de gravedad: toma, aforador, conjunto floculador-decantador, filtros rápidos, reserva y salida de acueducto.

Si bien el embalse se abastece del río Tala originario de la provincia de Salta, en conjunto con India Muerta, Acequiones, Choromoro, Tapia y Vipos, la planta potabilizadora recibe el líquido de la usina que turbina el agua para generar energía; es enviada hacia una pileta de aquietamiento y luego, a través de un canal de descarga que posee un vertedero con una cañería de 540 metros de longitud, se alimenta al desarenador de la planta.

La planta trabaja con agua de fondo que cuando comienza a descomponerse, necesita ser mezclada con agua de superficie a través de plataforma flotante que tiene la empresa en el dique, compuesta por electrobombas sumergibles con caudal aproximado de 3000 m3 hora y motores con tres bombas de explosión con capacidad de 1000 m3.

Noticias Anteriores