Noticias y Novedades

¿Por qué y cómo se desinfecta el agua con cloro?

La cloración es uno de los métodos más eficaces para el proceso de potabilización del agua. Actualmente, el cloro es uno de los oxidantes más usados a nivel mundial.

La potabilización es clave para asegurar que el consumo de agua no cause enfermedades. Sin ella, un sinfín de virus y bacterias podrían filtrarse y ocasionar problemas de salud en la población. Por ese motivo, es necesario contar con las herramientas y el personal capacitado para desarrollar las tareas en las plantas potabilizadoras para garantizar un servicio de calidad.

“Trabajamos con Hipoclorito de Sodio al 10 % de concentración, es decir más concentrado que el comercial porque buscamos un mayor rendimiento”, explica Iván Buczek, jefe de producción de la Sociedad Aguas del Tucumán, quien está a cargo de las entregas del producto en distintas agencias.

Consultado por la cantidad de NaCIO (fórmula química) necesario para efectuar el proceso de potabilización, agregó: “Depende de la cantidad de agua. Por ejemplo, en aguas subterráneas se utiliza menos cantidad y en aguas superficiales más porque están más expuestas”.

Uno de los términos más destacados al hablar de potabilización es el de cloro residual, que hace referencia a la cantidad de cloro que persiste residualmente para proteger el recurso hasta que llega al consumidor. Sobre este tema, Buczek destaca lo siguiente: “El agua potable debe tener 0,2 miligramos de cloro por litro, aproximadamente. Esto quiere decir que esa proporción continúa desinfectando el agua hasta que llega a las personas que van a consumirla”.

SAT: Cerca tuyo, como NUNCA.

Noticias Anteriores