Noticias y Novedades

Nuevos vehículos reforzarán la presencia de SAT en las calles

El gerente general de Sociedad Aguas del Tucumán junto a Jaldo hizo entrega de vehículos para la empresa.

Augusto Guraiib, presidente de la SAT junto con el Osvaldo Jaldo entregaron 16 vehículos utilitarios y seis camiones para cuadrillas que se repartirán en toda la provincia para reforzar la presencia de los operarios de la empresa de servicios de agua y cloacas en las calles. El secretario general del Sindicato Tucumán del Personal de Obras Sanitarias (SITPOS), Luis Corbalán al igual que funcionarios del gabinete provincial también participaron del acto que se realizó en Casa de Gobierno.

Guraiib detalló que la entrega forma parte “de decisión política del gobernador de apoyar a una empresa del Estado. Es un paso más para mejorar los servicios para todos los tucumanos”.

En este sentido, aseguró que si bien hay guardias activas para hacer una vigilancia más exhaustiva sobre problemas que puedan existir “los daños en los colectores se dan de un día para el otro sin previo aviso es por eso que con estos equipamientos vamos reforzar esas guardias”.

Cabe destacar que los utilitarios serán destinados para cuadrillas de obras de agua potable y las camionetas, para funciones en general de la empresa. Esto se hizo con una inversión aproximada de $88 millones.

Por su parte, el gobernador Jaldo sostuvo: “Esta es una de las empresas que brinda los servicios más importantes para las personas, tanto en San Miguel de Tucumán como en el interior de la provincia, en municipios y comunas. La SAT realiza nuevas obras de infraestructura de agua y cloacas, así como trabaja en la reparación de la red existente”.

“En estos últimos dos años, venimos realizando un nivel de inversión importante fundamentalmente haciendo reparaciones en San Miguel de Tucumán. Donde antes había 20 casas, hoy hay de cuatro a cinco edificios. Es decir que la población se multiplicó sustancialmente, pero no se ha acompañado este crecimiento con u cambio de estructura. Cuando vivían 20 familias tenían caños de fibrocemento de 40 a 50 metros y vivían 20 familias. Ahora que viven 300 familias en una cuadra. Esos caños siguen siendo los mismos. Es por eso los problemas que tenemos”, aseveró.

Y amplió que la SAT “tiene que estar permanentemente rompiendo para poner caños nuevos, de más dimensiones para que puedan soportar más descargas que significan el incremento de las familias en determinadas zonas de San Miguel”.

Noticias Anteriores